Vuelve el terrorismo

 

El quebrantamiento de la tregua por parte de ETA ha ratificado que no había proceso de conciliación alguno, sino un rearme del terrorismo que, el Gobierno en el poder, no ha batallado. Además un proceso de paz fundamentado en arcaicas fórmulas, ilusas esperanzas y naufragadas ilusiones.

Los terroristas han recobrado la iniciativa gracias a la determinación de Zapatero de arrinconar a la oposición para acaparar el espinoso triunfo de la negociación.

La banda terrorista ETA ha obtenido privilegios estratégicos sin ninguna implicación por su parte: la legitimación de Batasuna, el asentimiento de la independencia...

Todo indica que el despreciable retorno a las instituciones éuscaras y navarras mediante la sigla ANV, es la última conquista que ha movido a ETA a desbaratar sus endebles compromisos de una tregua quebrantada con el atentado de la T-4 de Barajas, que cost\xF3 la vida a dos personas.

La completa responsabilidad política de haber admitido su rearme es de Zapatero y de su Gobierno. Tornan los remotos y aciagos tiempos del terrorismo, armonizado con la presencia impune de su brazo político en las instituciones vascas y navarras.

El presidente ZP ha arruinado una política que tuvo unas débiles esperanzas de triunfo y que nos supondr\xE1 sangre y sollozos reconstruir.

Zapatero, debe renunciar y dejar la jefatura del Gobierno a un dirigente con credibilidad y dispuesto a finiquitar a ETA utilizando la ley, en lugar de un bricolaje constitucional impresentable o grotescos acomodos del Derecho con fines políticos partidistas.

La banda terrorista nunca dejar\xE1 las armas ya que es su modo de vida. Están distorsionando a los empresarios vascos y navarros con su impuesto revolucionario. Van a continuar con los asesinatos. Se les debe encarcelar y que cumplan íntegras las condenas.

La Universidad Complutense de Madrid organiz\xF3 un curso en el que se invit\xF3 al entonces cardenal Ratzinger que vaticin\xF3 la "cultura de la muerte", que se est\xE1 consolidando en nuestra sociedad occidental. Dijo que "El aborto, el suicidio y la violencia colectiva son las modalidades concretas de actividad de esta empresa de la muerte".

Vuelta a la página principal
Volver al índice