Torturas crueles

 

Sr. Director:
Según, Manfred Nowak, funcionario austriaco, enviado especial de la ONU contra la tortura, afirm\xF3 en Pekín: "que la tortura est\xE1 muy extendida en China, me ha permitido confirmar las muchas denuncias de los diversos métodos de tortura" Nowak critic\xF3 los "graves incidentes" que obstaculizaron su labor investigadora. La vigilancia era constante.

Una larga lista de acusaciones, entre ellas golpes, descargas eléctricas y palizas por parte de otros presos por orden de los vigilantes. También los presos son sumergidos en aguas fecales y sometidos al frío y al calor intensos. Nowak critic\xF3 que los presos son obligados a adoptar posturas dolorosas, les impiden dormir, los dejan mucho tiempo en régimen de aislamiento y les niegan la atención médica. Concluy\xF3 afirmando que "en China se aplican muchos métodos de tortura"

Nowak visit\xF3 las cárceles de Pekín, el Tibet y la región de Xinjiang, donde se entrevisto con presos, sus familiares y abogados. Se reuni\xF3 con responsables de los ministerios de Relaciones Exteriores, Justicia y Seguridad Pública a los que inst\xF3 a realizar "una amplia reforma de su código penal".

"Las mutilaciones, las torturas morales o físicas, los conatos sistemáticos para dominar la mente ajena, las condiciones infrahumanas de vida, las detenciones arbitrarias, las deportaciones, la esclavitud o la prostitución; todas estas prácticas y otras parecidas son en s\xED mismas infamantes, que degradan la civilización humana, deshonran más a sus autores que a sus víctimas y son totalmente contrarias al honor debido al Creador", afirma la Encíclica "Dominum et Vivificantem".

Vuelta a la página principal
Volver al índice