Tatuajes provisionales

 

Unos 45 millones de estadounidenses llevan tatuajes. Más de siete millones lo lamentan. La moda de los tatuajes, que culmin\xF3 en 2003, llega a su fin. Ahora, lo que est\xE1 de moda es lucir epidermis limpias, sin anuncios. De ah\xED que la mayoría busca expertos en el arte de hacer desaparecer esas viejas provocaciones esculpidas a sangre y fuego en cada milímetro de sus cuerpos.

Como justificación alegan que es una carga demasiado pesada llevar de por vida el nombre del novio o la novia, del equipo de preferido, del cantante con el que se soñaba. Sin embargo, no pueden pedir daños y perjuicios a la empresa anunciadora. Ya que la valla publicitaria es su propio cuerpo y el anuncio ha sido pegado con permiso del propietario del cadáver.

Comienza el negocio -39 dólares por pulgada cuadrada de limpieza de adorno- y los que antes tatuaban ahora limpian. Dermatólogos, centros de belleza, artesanos de la aguja y expertos en el difícil arte de convertir tu cuerpo en un recordatorio de tus amores, están dispuestos a borrarte cualquier tatuaje del que hoy estés arrepentido. "The International Herald Tribune" cuenta que, el director ejecutivo, el Dr. Tattoff, de la cadena de establecimientos dedicados al tatuaje, afirma que la mayoría de los que se los quitan son mujeres de 25 a 35 años. Ignora, en cambio, si eso se debe a que se tatúan más o a que se arrepienten antes.

Quitarse un tatuaje es una operación larga y molesta. Pero el "Massachusetts General Hospital" y las universidades Duke y Brown van a utilizar Freedom-2, una nueva técnica de tatuaje fácilmente reversible. El pigmento ir\xE1 dentro de microcápsulas y se podr\xE1 desintegrar con rayos láser de un tipo especial.

Gracias a esta técnica, los tatuajes serán provisionales. El director ejecutivo de la compañía formada para explotar el invento piensa que se animarán a tatuarse muchos que no se atreven por la dificultad de borrarlos. Si as\xED ocurre, tanto la empresa grabadora sobre la piel humana como la limpiadora, saldrán ganando.

Vuelta a la página principal
Volver al índice