Amenaza nuclear

 

Una gran multitud vitoreaba al líder de Corea del Norte en la plaza Kim Ilsung de Pyongyang, donde el impenetrable régimen estalinista encarn\xF3 una de sus más brutales advertencias a la comunidad internacional y, en particular, a los Estados Unidos.

Por primera vez, en los últimos tiempos, los militares norcoreanos exhibían, ante todo el orbe, 80 de sus mísiles balísticos de corto, medio y largo alcance, que podrían azotar la costa oeste de Estados Unidos con una cabeza nuclear.

"Si EE.UU. nos ataca, lo aniquilaremos sin piedad" amonest\xF3 el jefe del Estado Mayor, el general Kim Hincho. Otro comisionado gubernamental afirm\xF3 que "estamos preparados para la guerra"..

La infernal sombra protectora, con la que China preserva al régimen de Pyongyang, exige a la comunidad internacional a avenirse con el proceso apocalíptico de Corea del Norte, nación en la que sus habitantes fenecen de hambre y no tardaría en quebrarse si no fuera por la importación de provisiones y fármacos, enviados desde las instituciones internacionales. Sin embargo, recientemente, el presidente norteamericano George W. Bus y el cabecilla chino Hu Jintao, pactaron forzar a Corea del Norte para que prosiga con el pacto de desnuclearización, dijo la Casa Blanca.

Por otra parte, el primer ministro nipón, Shinzo Abe, señal\xF3 la provocación que supone Corea del Norte para todo el universo, en su visita a Europa con el propósito de ceñir lazos con las potencias europeas. Además, el Gobierno nipón est\xE1 examinando la negativa total de las exportaciones a Corea del Norte, como parte de las penas impuestas al estado marxista por su reserva a emprender el desmantelamiento de su programa atómico.

También, el ministro de Asuntos Exteriores de Corea del Sur, Song Min-soon, exterioriz\xF3 su cólera por la dilación en el proceso de desnuclearización de Corea del Norte, que debe englobar la interrupción del reactor de Yongbyon, según inform\xF3 la agencia surcoreana Yonhap.

Para los analistas, el problemático dirigente Jim Jong-il, pretende provocar el interés de los Estados Unidos.

Vuelta a la página principal
Volver al índice