ACOSO A LA PUBLICIDAD

 

Las diversas restricciones legales que se están imponiendo a la actividad publicitaria en la gran mayoría de países occidentales preocupa a los profesionales del sector. Quienes analizan este fenómeno coinciden en señalar la contradicción importante que supone la esforzada defensa de los valores de la economía de mercado sustentada por los países occidentales, y el establecimiento de limitaciones y restricciones de que viene siendo objeto la comunicación publicitaria. Sustentar simultáneamente y con la misma determinación ambos presupuestos parece una seria incongruencia.

La publicidad est\xE1 siendo atacada. Y es preciso defenderla por una serie de razones muy concretas: en primer lugar, con el fin de proteger la libertad de expresión que tienen tanto las instituciones como los profesionales del sector publicitario, en uso de un derecho y valor democrático universalmente reconocido, y, en segundo término, porque la actividad publicitaria supone la protección de la libertad de elección que tienen los consumidores en una economía libre de mercado.

La libertad de expresión, la libertad de empresa y la libertad de mercado son pilares básicos para otras libertades democráticas. Y son necesarios todos los esfuerzos para proteger la publicidad ante la amenaza de las constantes y progresivas prohibiciones y limitaciones al quehacer publicitario.

Esta problemática no es nueva, sino una vieja y repetida situación paradójica. Los gobiernos quieren detener la publicidad de ciertos productos cuyo consumo se considera perjudicial para la población, pero no tienen la valentía de prohibir su fabricación. Es una postura incoherente que a nada conduce. La publicidad es una actividad legal; las prohibiciones sólo deben existir en el marco general de la legislación común para todas las actividades profesionales. Y si la publicidad debe estar regulada en determinados aspectos, hágase, pero teniendo en cuenta a las diferentes instituciones y al conjunto de los profesionales de la publicidad.

Vuelta a la página principal
Volver al índice