El sexo no es seguro con las niñas

 

Nunca como ahora niños y jóvenes han tenido tanta información sobre sexo seguro. La educación sexual se imparte habitualmente en los colegios. Las campañas gubernamentales del condón ocupan muchos minutos de los espacios publicitarios en la televisión y en el resto de los medios de comunicación.

Todo parecería ir bien. Hasta que saltaron las alarmas. En León, una menor de 11 años se encuentra en un avanzado estado de gestación. En Lérida, una niña de 13 años est\xE1 embarazada.

Los embarazos en menores de 15 años han aumentado el 76 por ciento entre 2001 y 2005, año en que unas 600 adolescentes afrontaron una gestación. La tasa se ha ido incrementando y de forma más acusada entre las más pequeñas. En 2005, 153 madres menores de 15 años tuvieron su primer hijo, un 35 por ciento más que las 113 de 2001, según datos del INE.

El Ministerio de Sanidad informa de que otras 423 niñas de esas edades interrumpieron voluntariamente el embarazo en 2005, un 97 por ciento más que las 214 que lo hicieron en 2001. Sumando nacimientos y abortos voluntarios, las gestaciones en 2005 en ese tramo de edad fueron 576 frente a las 327 de 2001, es decir, un 76 por ciento más. ¡Menos mal que el sexo es seguro!

"La banalización de la sexualidad es uno de los factores principales que están en la raíz del desprecio de la vida naciente: sólo un amor verdadero sabe custodiar la vida", afirm\xF3 el Papa Juan Pablo II.

Vuelta a la página principal
Volver al índice